This Page

has been moved to new address

Embarazo Ectópico

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
Scrapping Para Dos: Embarazo Ectópico

martes, 15 de mayo de 2007

Embarazo Ectópico

El embarazo ectópico es un trastorno común que ocurre en uno de cada 100 embarazos y puede ser mortal. Tiene lugar cuando el óvulo fertilizado se implanta fuera de la cavidad uterina. A medida que avanza el embarazo provoca dolor y hemorragia. Si no recibe tratamiento pronto, puede romper la trompa y causar una hemorragia abdominal, lo cual puede producir un fallo cardiovascular en la madre y con ello la muerte.

¿Cuáles son las causas del embarazo ectópico?

El óvulo fertilizado pasa normalmente 4 ó 5 días viajando por la trompa desde el ovario hasta la cavidad del útero, donde se implanta a los 6 ó 7 días de la fertilización. La causa más común de un embarazo ectópico es tener las trompas de Falopio dañadas, causando obstrucción o estrechamiento. También podría haber un problema con las paredes de las trompas, las cuales normalmente deberían contraerse y hacer flotar al óvulo fertilizado hasta el útero. Enfermedades como la apendicitis o una infección pélvica pueden dañar las trompas, creando curvas o adherencias, retrasando así la travesía del óvulo y permitiéndole que se implante en la trompa. En la mayoría de los casos, sin embargo, no se sabe porqué se implanta en las trompas.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias?

En muchos casos el embrión ectópico muere rápidamente y es absorbido antes de que falte el periodo o después de pequeños síntomas o indicios de dolor y hemorragia. En estos casos el embarazo ectópico raramente se diagnostica y se cree que ha tenido lugar un aborto espontáneo. En estas circunstancias no hay que hacer nada.
Si el embrión no muere, la fina pared de la trompa se ensanchará provocando dolor en el abdomen bajo. Puede que haya sangrado vaginal en este punto. A medida que el embarazo progresa, la trompa puede romperse, causando hemorragia abdominal severa, dolor y el colapso.
Antes de que esto ocurra se puede diagnosticar el embarazo ectópico a través de análisis de sangre, los cuales revelan que las hormonas propias del embarazo no están creciendo tan rápido como deberían.

¿Cuáles son los síntomas?

Podría pensarse que, hasta que se pruebe lo contrario, cualquier mujer sexualmente activa y de edad fértil a la que le duela la parte baja del abdomen tiene un embarazo ectópico. El dolor puede haber empezado repentinamente y puede que haya habido sangrado vaginal, o puede que no. La mayoría de los casos se dan entre la cuarta y la décima semana de embarazo con cualquiera de estos síntomas:
  • Dolor abdominal en un lado: este puede ser persistente y agudo, pero puede que no sea en el lado del ectópico.
  • Dolor en los hombros: esto puede ocurrir debido a una hemorragia interna que irrite el diafragma.
  • Prueba del embarazo: esta puede ser positiva, pero no siempre. A veces es necesario hacer análisis de sangre más especializados para confirmarlo.
  • Sangrado poco común: puede que la mujer no sepa que está embarazada y tenga un período fuera de lo normal. Puede que tenga un DIU/ T de cobre o espiral. Puede que sangre más o menos de lo normal y por más tiempo. En contraste con el período, la sangre es oscura y acuosa, a veces descrita como si fuera “jugo de ciruela”.
  • El periodo falta o viene tarde: puede que sospeche el embarazo y esté experimentando los síntomas del mismo, por ejemplo, nauseas, dolor de pechos o hinchazón en el abdomen, pero no esté sangrando.
  • Problemas de vejiga o intestinos: le duele cuando hay movimientos en los intestinos o cuando va al servicio.
  • Colapso: puede que se sienta un poco mareada o se desmaye, y, a menudo, esto va acompañado por una sensación de que algo va mal.
  • Otros síntomas como palidez, pulso acelerado, náuseas, diarrea y presión arterial baja pueden darse también.
¿Cómo tratarlo?

Si se sospecha un embarazo ectópico, la mujer debería ir al hospital, le harán una ecografía y una prueba de embarazo. Si en la ecografía se ve que el útero está vacío pero la prueba de embarazo sale positiva, es probable que haya un embarazo ectópico aunque también puede que sea pronto en el embarazo o que haya tenido lugar un aborto espontáneo. La mejor ecografía se hace con una moderna sonda intravaginal pero no siempre se puede ver un ectópico en una ecografía. Si la mujer se encuentra bien y no tiene un dolor agudo, puede que investiguen con un análisis de sangre que controla las hormonas, el cual se hace repetidamente durante dos o tres días para averiguar si hay un ectópico o no. Si la sospecha es grande o los síntomas de la mujer empeoran, se hace una laparoscopia (un tipo de cirugía en la que se hace una pequeña incisión en la parte baja del abdomen y se inserta un instrumento largo y delgado llamado laparoscopio) para inspeccionar las trompas. Si el diagnóstico es obvio, es más probable que tengan que operar en el abdomen para extraer el ectópico y puede que sea necesaria una transfusión de sangre para reemplazar la que se ha perdido.

Si se puede hacer un diagnóstico temprano, antes de que se rompa la trompa, y existen los medios necesarios se podría ofrecer un tratamiento menos agresivo. La cirugía endoscópica o también llamada cirugía por “el ojo de la cerradura” (keyhole surgery) o un tratamiento con medicamentos pueden facilitar una recuperación más rápida y pueden aumentar las posibilidades de la mujer de fertilidad en el futuro. Recuerde que el embrión siempre se pierde cuando es ectópico. Estos tratamientos pueden asegurar que se le hace el menor daño posible a la mujer.
Antes de que se rompa la trompa es posible que el cirujano, usando laparoscopia, haga un corte y extraiga el embrión, dejando la trompa intacta.

Alternativamente, también podría utilizarse un medicamento llamado metotrexato, el cual destruye los embarazos. Este medicamento se puede introducir directamente en el ectópico insertando una aguja con la ayuda de ultrasonidos o la laparoscopia, o inyectándolo en un músculo para que sea absorbido en la sangre y llegue al embrión ectópico, evitando así cualquier daño a las trompas de Falopio.

Obviamente, estos tratamientos modernos dependen de la habilidad experta del cirujano, buenas ecografías y eficaces pruebas de laboratorio. Además, no están disponibles en todas partes ya que aún están siendo investigados y evaluados.

¿Quién tiene más probabilidades?

Cualquier mujer sexualmente activa y en edad fértil puede sufrir un embarazo ectópico. Sin embargo, los embarazos ectópicos son más probables si usted ha tenido:

  • Enfermedad pélvica inflamatoriasi existe un historial de dolor en la pelvis debido a una infección en las trompas de Falopio (por ejemplo, debido a Chlamidia Trachomatis – la infección más común de transmisión sexual que, además, puede no tener síntomas).
  • Endometriosishaber tenido cualquier intervención quirúrgica en el abdomen, debido a una cesárea, una apendectomía o un embarazo ectópico puede aumentar el riesgo.
  • Tener un DIU (dispositivo intrauterino) / T de cobre o espiraleste dispositivo evita un embarazo en el útero, pero es menos eficaz evitando un embarazo en las trompas.
  • Si está tomando un anticonceptivo solo de progesterona (la mini píldora) la píldora de progesterona altera la movilidad de las trompas y se ha relacionado con un pequeño incremento en la tasa de embarazos ectópicos.

¿Un futuro embarazo?

Si una de las trompas se rompió o se tuvo que extraer, la mujer continuará ovulando como antes, pero las posibilidades de concebir se reducirán un 50%.
La posibilidad de que se repita un embarazo ectópico se sitúa entre un 7–10% y esto dependerá del tipo de cirugía que se aplicó y de cualquier daño que se hiciera a la(s) trompa(s) que queda. Cuando una de las trompas de Falopio se daña (debido a una adherencia, por ejemplo) aumenta la posibilidad de que la segunda trompa esté dañada también. Esto no solo significa que tiene menos posibilidades de concebir de lo normal, sino también que el riesgo de otro embarazo ectópico es mayor. En los casos relacionados con el DIU/T de cobre o espiral, no parece haber un mayor riesgo de otro embarazo ectópico en el futuro si se quita el dispositivo.

¿Qué puedo hacer en mi próximo embarazo?

En cualquier caso, una mujer que ha tenido un embarazo ectópico debería ver a su médico inmediatamente si sospecha que está embarazada de nuevo para que puedan hacerle un seguimiento. De igual manera, si se retrasa el período, sangra durante el período de forma diferente o tiene un dolor extraño en el abdomen, debería solicitar un chequeo o exploración, recordándole al médico, si fuera necesario, que tuvo un embarazo ectópico en el pasado.

Sus sentimientos

El embarazo ectópico puede ser una experiencia devastadora: es probable que tenga que recuperarse de una operación seria, tiene que superar la pérdida del bebé y a menudo la pérdida de parte de su fertilidad; y puede que ni siquiera supiera que estaba embarazada, en primer lugar.
Sus sentimientos pueden cambiar enormemente durante las semanas y meses que siguen a la pérdida. Puede que se sienta totalmente aliviada por haberse librado del dolor y profundamente agradecida por estar viva, mientras que al mismo tiempo se siente desesperadamente triste por la pérdida. Es probable que le hayan tenido que llevar al quirófano urgentemente dejándole poco tiempo para una adaptación psicológica. Mucho de lo que pasa habrá estado fuera de su control, dejándola en un estado de shock.
Si no le han dado una clara explicación médica es simplemente natural que quiera encontrar una razón y puede que, incluso, empiece a culparse a sí misma. Aunque esto es comprensible, es importante que se dé cuenta que usted no tiene la culpa.
El repentino final de su embarazo habrá dejado a sus hormonas hechas un lío, y esto puede hacer que se sienta deprimida y extremadamente vulnerable.
No es difícil imaginar la angustia y la conmoción que el brusco final del embarazo deja en la vida familiar combinado, a menudo, con la necesidad de recuperarse de una operación grave.

Los sentimientos de su pareja

Las reacciones emocionales en un embarazo ectópico pueden crear una tensión enorme en la relación. La experiencia puede acercarlos a usted y a su pareja pero, por otro lado, puede que su pareja no llegue a comprender sus sentimientos o no le apoye de ninguna manera.
A muchos hombres les resulta difícil expresar sus sentimientos y se sienten incapaces de ayudar, pero recuerde que probablemente él esté sufriendo también. Sin lugar a dudas, su principal preocupación es el bienestar suyo, así que puede que sienta que tiene que ser fuerte por usted y guardarse sus sentimientos. En la sociedad actual, sin embargo, se reconoce que es aceptable expresar los sentimientos, ya sea hombre o mujer, y usted debería animar a su pareja a manifestar cómo se siente realmente y a expresar su dolor.

El futuro

Antes de intentar tener otro bebé usted debería darse tiempo para recuperarse física y emocionalmente. Normalmente los médicos recomiendan esperar por lo menos tres meses para dejar que su cuerpo sane. Los sentimientos varían después de un embarazo ectópico: algunas mujeres quieren quedarse embarazadas de nuevo inmediatamente, mientras que otras sienten pavor con la idea y no pueden soportar el estrés de otro angustioso embarazo. Es importante recordar que aunque la idea de otro embarazo ectópico le asuste, usted tiene muchas más posibilidades de tener un embarazo normal y sano.

Foto tomada de:http://www.walgreens.com/graphics/images/es/9288.jpg

Etiquetas: ,

1 comentarios:

A las 1 de agosto de 2010, 18:07 , Anonymous Anónimo ha dicho...

hola me llamo viviana y a mi me operaron de un embarazo ectopico y todavia no puedo recuperarme bien y tengo mucho miedo porque tengo dolores muy frecuentemente en laparte abdominal y a la vez tengo mucho miedo de que tenga que ir nuevamente a otra cirugia.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal